LA CNT DE ZAMORA ANTE EL ESTADO DE ALARMA DECRETADO POR EL GOBIERNO CENTRAL Y EL RIESGO SANITARIO PROVOCADO POR EL COVID-19

CNT denuncia el autoritarismo y el exceso de celo de las
fuerzas de “seguridad” ante el estado de alarma.
CNT pide la revisión del confinamiento adaptándolo a
cada localidad.

CNT quiere denunciar mediante el siguiente comunicado la
actitud de las fuerzas de “seguridad” en muchas de nuestras
localidades, estimulando la denuncia de vecin@s contra
vecin@s y teniendo una actitud autoritaria en lugares en los
que el comportamiento de sus habitantes está siendo
ejemplar en salud comunitaria.

Esta organización sindical entiende que si alguien va a salvar
la situación una vez más, será la población civil y siempre
desde la responsabilidad y la colaboración y nunca desde la
denuncia y la persecución a sus iguales.

No se encuentran hasta ahora perseguidos aquell@s
empresari@s que obligaban y obligan a trabajar a sus
emplead@s incumpliendo las normas mínimas en materia de
riesgos laborales bajo amenaza de ser despedid@s, parte de
un ERTE u obligad@s a disfrutar de sus periodos
vacacionales.

CNT entiende también la necesidad de adaptar la normativa
de confinamiento a las peculiaridades de cada lugar tal y
como se está llevando a cabo en países como Alemania o
Suiza, a través de ordenanzas municipales y de la
coordinación con los servicios sociosanitarios del
territorio. No podemos tratar el confinamiento de la misma
manera en todos nuestros pueblos, teniendo variantes muy
marcadas de espacio y de densidad poblacional. No es
posible que tengamos a nuestros niños y niñas totalmente
encerrados en lugares donde el propio espacio permite cierta
movilidad responsable, mientras sus familiares y vecin@s
acuden a puestos de trabajo, algunos a día de hoy
prescindibles desde nuestro punto de vista, como los
repartidores de comida rápida, en zonas urbanas. La vida de
nuestros niños y niñas es más importante que el sistema
productivo.

Apelar a la represión como medida de contención cuando la
práctica totalidad de la población está teniendo un
comportamiento ejemplar, no tiene otra intención que la
búsqueda de la confianza una vez más en el estado y en las
fuerzas de “seguridad”, en un estado y fuerzas de
“seguridad” en estrecha colaboración con organizaciones
políticas y financieras laxas en la regulación positiva para la
clase trabajadora en lo laboral, social y económico del
contexto que nos toca vivir, y muy autoritarias en lugares y
momentos en los que no debieran serlo.

Desde CNT Zamora apelamos a la responsabilidad de
nuestros vecinos y vecinas, dejando claro que la represión y
el estado, así como sus fuerzas de “seguridad”, no deben de
conseguir que la desconfianza sea una herramienta de
construcción de nuestra salud pública ni de nuestra
convivencia en el día a día, buscando una vecindad
respetuosa con la salud y con la convivencia igualitaria, más
si cabe en una situación excepcional como la que estamos
viviendo.

CNT ZAMORA.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*