FRENTE A LAS ELECCIONES: DESOBEDIENCIA, ABSTENCIÓN Y SOLIDARIDAD.

Esta vez toca municipales, autonómicas y europeas. Apenas un mes después del bombardeo parlamentario para la participación en el circo electoral, volvemos a ser llamados a las urnas, esta vez para elegir alcaldes, presidentes autonómicos y eurodiputados. Decimos que volvemos a ser llamados a las urnas por no decir que vuelven a chantajearnos con la idea de que si no colaboramos votando, vienen los malos y sea cual sea el partido que te hable, siempre acusará a su supuesto rival político de ser infinitamente malo y que nos traerá una nueva crisis que te hará caer en la más absoluta miseria.

Decimos que son supuestamente rivales porque sabemos que por lo único que compiten es por ver quién se coloca en mejor posición para aplicar las mismas políticas, las mismas políticas que después de mas de 40 años convenciendo a la clase trabajadora para legitimar un sistema de representación participando de sus elecciones han llevado a los electores a unas diferencias sociales cada vez mas grandes, a una desigualdad económica entre las clases populares y esa misma clase política imposible de reducir. 

Llama la atención que no sólo es la clase política la que intenta movilizar a las masas para participar de la jornada electoral, sino que es también el empresariado el que reclama la importancia de la participación, ante lo cual, salta a la vista que los representante políticos elegidos han estado, están y estarán a su servicio, continuando con la implantación de unas leyes cada vez mas lesivas a la clase obrera.

El constante bombardeo al que nos han sometido en los últimos meses es solo una de las patas del control que ejerce el Estado sobre sus súbditos y cuando esto no llega, ponen en marcha la represión y la imposición y por sorteo somos designados para la organización de dicha jornada, obligando a los “afortunados y afortunadas” a estar en la mesa electoral bajo penas de multas económicas o de prisión si optan por desobedecer y no participar de un sistema que no creen ni participativo, ni representativo de los intereses de la clase trabajadora.

Desde CNT Zamora, animamos a NO participar del circo electoral, ya bien sea  no votando o desobedeciendo la imposición del Estado a organizar la jornada en una mesa electoral. Desde CNT Zamora creemos que las decisiones que atañen a los y las trabajadoras deben ser tomadas por ellos y ellas mismas de igual a igual, deben ser debatidas de forma horizontal organizándonos en asamblea y no permitiendo que desde un congreso, un parlamento o un ayuntamiento se nos dirija en función de la empresa o los intereses de turno.

La única forma de plantar cara al sistema es la autoorganización desde abajo, negándonos a participar de la jornada electoral porque solo la ABSTENCIÓN ACTIVA Y LA DESOBEDIENCIA es lo que nos puede llevar a romper las desigualdades.

Queremos manifestar nuestro apoyo y brindar nuestra organización a toda aquella persona que decida desobedecer el próximo 26 de mayo porque cada vez somos más los que decidimos no formar parte  de las elecciones de una manera u otra. Solo la solidaridad y el apoyo mutuo podrá hacer frente a la represión que intentará ejercer el Estado a través de sus partidos políticos o su sistema judicial.

EL PRÓXIMO 26-M DESOBEDIENCIA, ABSTENCIÓN Y SOLIDARIDAD.

CNT Zamora

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*