RESULTADOS Y CONCLUSIONES DE LA ENCUESTA HOSTELERÍA DIGNA EN ZAMORA

RESULTADOS Y CONCLUSIONES DE LA ENCUESTA HOSTELERÍA DIGNA EN ZAMORA

Antes de nada agradecer a l@s 122 trabajadores de la hostelería zamorana que han participado en la encuesta. La información que nos habéis proporcionado nos ha facilitado analizar la problemática laboral en el sector de la hostelería en Zamora.

LOS DATOS:

  • Un 7% trabaja sin contrato.
  • De l@s que tienen contrato, el 40% es indefinido, el 53% es temporal y el 7% es un contrato de formación.
  • Un 45% tiene un contrato de 40 horas a la semana, un 33% tienen un contrato de entre 20 y 40 horas y un 22% de menos de 20 horas.
  • Un 15% trabaja más de 60 horas a la semana, el 46% trabaja entre 40 y 60 horas, el 22% trabaja de 20 a 40 horas y el 17% trabaja menos de 20 horas.
  • El 66% trabaja más horas que por las que ha sido contratado.
  • En el 18% de los centros de trabajo se produjeron accidentes laborales en los 2 últimos años.
  • En el 40% de los centros de trabajo se han producido amenazas, vejaciones o coacciones.
  • El 55% tiene que aportar su ropa para trabajar ya que la empresa no se la proporciona.
  • El 70% realiza frecuentemente funciones que no se corresponden a su contrato.
  • El 60% afirma que se incumplen condiciones laborales y que no se respeta el convenio; se señala, entre otras causas de incumplimiento, los horarios, preavisos de horarios, vestuario, impagos de  horas extras, plus de nocturnidad, vacaciones, falta de negociación y despotismo por parte de la empresa. El 20% dice que no es consciente de ello y el otro 20% asegura que se cumplen escrupulosamente las condiciones laborales en su trabajo.
  • El 94% cree que es necesario organizarse para mejorar las condiciones laborales.
  • Se aporta por varios encuestad@s que el último convenio firmado en el sector es vergonzoso, que este sindicato debería haberse movilizado antes de la firma de este convenio, que no hay conciliación familiar, que se trabajan muchas horas y no se respetan los descansos y que el sector no está bien pagado a razón de lo trabajado.

NUESTRAS CONCLUSIONES:

A primera vista los datos distan mucho de ser positivos. Que todavía un 7% de los puestos de trabajo sean sin contrato es para echarnos las manos a la cabeza. Hay que ser un/a empresari@ muy ruin para someter a l@s  trabajador@s en  tales condiciones de inseguridad. Los resultados de la encuesta reflejan una precariedad laboral alarmante y una flagrante indefensión ante estos abusos. La picaresca que llamarían unos y la corrupción que dirían otros también tiene su aparición en este retrato a las empresas del sector:  contratar por menos horas de las que se van a trabajar como sucede en 2 de cada 3 contratos. Esto no solo es un fraude a la Seguridad Social sino que repercute al denostar la jubilación y subsidios del asalariad@. Esta situación solo se puede entender cuando un 40% de los trabajadores admite que se producen situaciones de amenazas, vejaciones o coacciones, lo que presupone que esta situación se sostiene con miedo, miedo psicológico y físico, miedo al despido y al paro y miedo a que si protestas “¿qué dirán de ti?” La resignación no es una solución sino que agrava el problema generalizándolo y haciéndolo socialmente aceptado. Frente a este miedo hay que dar la cara y plantarle batalla mediante el apoyo mutuo entre l@s trabajadores.

Los horarios interminables, la falta de aviso con suficiente antelación del horario, la falsedad en los estadillos de horas realizadas es en muchos establecimientos la norma. La conciliación familiar en este sector donde ya de por si es complicada, parece una quimera después de describir éstos despropósitos. También nos percatamos de una enorme temporalidad en el sector. Se da la circunstancia de que se han generado gran disparidad de perfiles laborales: por un lado hay quien llega a realizar 60 horas semanales como quien no logra trabajar más de 20 horas a plena disponibilidad con sueldos que no permiten sobrevivir como es el caso de cociner@s y repartidor@s en establecimientos de comida rápida. La lista de agravios es innumerable en cada puesto: recepcionistas, limpieza de hoteles, montadores de terrazas, extras en banquetes…

Estos datos reflejan en general que quien sale perdiendo en las relaciones laborales siempre es una parte. La negociación colectiva dice asegurar un reparto de fuerzas entre la parte social (trabajador@s) y la empresa pero en esta encuesta no se refleja tal equilibrio, la balanza siempre pesa más de un lado. Una parte se aprovecha y otra se somete al incumplimiento sistemático de una legislación laboral ya de por sí precarizada y que excluye la participación directa por l@s propi@s afectad@s. La experiencia nos dice que solo hay una receta para invertir la progresiva precariedad del sector y esa es la organización de l@s propi@s implicad@s, l@s trabajador@s. El sindicalismo se hace con la fuerza de la unión de l@s trabajadores. En CNT somos trabajadores que nos organizamos para defendernos y hacer sindicalismo del de verdad, de base, por y desde l@s trabajadores. En CNT no tenemos liberad@s ni cobramos subvenciones.

Desde este sindicato se ha acordado denunciar públicamente esta situación pero de poco vale si no te organizas. Si tú no das fuerza al sindicato con tu acción este no tendrá capacidad para hacer cumplir los derechos en tu trabajo. Organízate con tus compañer@s y empecemos a cambiar esta realidad. Hemos tomado nota de ciertas empresas donde se incumple el trato laboral, por lo que animamos aponeros en contacto con este sindicato para estudiar cada caso. A su vez hemos tomado nota de que hay otras, una minoría, donde sí se cumple con las condiciones laborales.


CNT-Zamora

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*